La vitamina que se usó contra el raquitismo y ahora contra el coronavirus y el Alzheimer