El daño que sufren de por vida quienes comienzan a trabajar en tiempos de crisis