Supervivencia de pacientes con Covid-19 ha mejorado un 33%