Comer en un restaurante aumenta las posibilidades de contraer coronavirus, según investigación