Recesión económica por coronavirus: una vacuna no curará la economía global