Rebrotes en EE.UU. podrían afectar la recuperación económica