El virus condena a Perú a la mayor recesión de América Latina en 2020 tras Venezuela