Miami, el nuevo epicentro de la pandemia de coronavirus en EE.UU.