La inteligencia artificial detecta infecciones asintomáticas de Covid-19 a través de toses grabadas en el móvil