América Latina es la región más afectada por la “infodemia”