Un vuelo de dieciocho horas, cuatro infecciones de coronavirus