Indígenas vuelven a remedios ancestrales contra virus