Propagación de coronavirus entre empacadores de frutas y verduras preocupa a autoridades de EEUU