Países de Europa marcan sombríos récords de covid-19 a medida que se vuelven a imponer restricciones