“Ya está empezando una segunda ola de estallido social en América Latina”