El covid-19 deja su huella con secuelas que pueden causar otras enfermedades