Cómo se explica el insólito “boom” inmobiliario en medio de la peor crisis económica de las últimas décadas