Centroamericanos van rumbo al norte mientras la pandemia impulsa el colapso económico