Los dos extremos de la ciudad más grande de América del Sur que expuso el coronavirus