El covid-19 sigue hundiendo aerolíneas alrededor del mundo