China pone a 400.000 personas en confinamiento por un brote de solo 18 casos